Se equivoca El Universal, la homofobia no es cuestión de mayorías

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-9-44-48-a-m

La homofobia es una conducta censurable que debe combatirse en toda sociedad de derechos que busca igualdad para sus ciudadanos. Como tal no es una cuestión de si la mayoría así la considera.

La ley, como la verdad no están supeditadas a la voluntad de las mayorías.

Es por ello que sorprende que un medio de comunicación como El Universal considere que una de sus manifestaciones más populares en México, el grito “¡Ehh puto!” sea cuestión de percepción mayoritaria.

Lo anterior respecto a la nota “Entre gritos de “eeeh pu…” y láser a Oesweiler” en la que el sitio de deportes del diario da cuenta de lo ocurrido en el juego de la NFL efectuado en el estadio Azteca.

Al referirse al grito que los aficionados presentes dirigieron al pateador de los Houston Texans, la nota señala que: “el conocido grito de “Eeeeeh pu…”, el cual para la mayoría de las personas no representa un grito “homofóbico”, pero hacia el exterior ha generado muchas incomodidades, molestias y no fue la excepción en el “Monday Night Football”.

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-5-00-53-p-m

El grito no sólo genera incomodidades y molestias como refiere el diario, sino pese a lo que digan las mayorías, es, sin lugar a dudas, un grito homofóbico, cuya única función es insultar y denigrar refiriéndose a la preferencia sexual de alguien más.

Un medio de comunicación de la talla de El Universal no puede dejar pasar este grito como algo que genera “incomodidades y molestias”, debe señalarlo y tratarlo como lo que es: un insulto homofóbico.

El Universal se equivoca al publicar que el grito “Eeeh puto” puede resultar homofóbico. No, no puede resultar, es y punto.

Es prioritario que los medios de comunicación formen y capaciten a sus reporteros, redactores y editores en lenguaje no discriminatorio y Derechos Humanos, de otra forma, estarían justificando y solapando estos insultos que no sólo manchan la imagen de un país en un juego sino que conforman una sociedad que violenta derechos impunemente.

 

 

Foto tomada de: Twitter