Pablo, el joven con síndrome de Wets que corrió el maratón de NY

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-12-18-02-p-m

Pablo Roás es un chico, de 17 años, que sufre el síndrome de Wets que conlleva un importante déficit sensorial y cognitivo. El síndrome se le desarrolló porque le faltó oxigeno durante su parto, lo que le provocó una muerte neuronal.

“Pero dentro de todo es un niño que está bastante bien porque desde sus primeros meses le hemos hecho mucha fisioterapia y no ha pasado nunca por quirófano”, explicó su padre José Manuel Roás al diario Marca.

Pese a sus capacidades físicas, Pablo ha participado en seis maratones, en dos años, con ayuda de su padre, quien recordó que la primera vez que salió a correr con su hijo, éste “comenzó a reírse y a chillar. Se lo pasó en grande”.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-12-18-36-p-m

La sonrisa de Pablo es el motor de José Manuel. “Creía que era imposible ser feliz con un niño así, que sería un sufrimiento permanente, pero todo lo contrario. Dios hace que lo imposible sea posible”, destacó al periódico español.

El primer maratón de Pablo fue en Sevilla 2014 y el último fue el de New York, el pasado 6 de noviembre, donde chocó la mano con medio maratón.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-12-18-02-p-m

Para el profesor de Geografía e Historia en España, Pablo “es una suerte tenerle porque nos enseña mucho más de lo que pensaba que podría aprender en mi vida. Nos ha enseñado que la vida es entregarse a los demás”.

captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-12-23-01-p-m

Por último, José Manuel admite que “la gente se sorprende cuando digo que yo tengo un motivo extra para querer morirme -espero que dentro de muchos años- porque seguramente Pablo lo hará antes que yo y me imagino a los dos en el cielo escuchándole llamarme ‘papá’”.