Nora Toledano venció el terror y miedo que significa el Canal del Norte 

maxresdefault

La nadadora mexicana Nora Toledano señaló que acabó con el terror y el miedo que significaba cruzar el Canal del Norte, y ahora está muy motivada para conquistar el estrecho de Cook en abril próximo, y así cumplir con la meta de lograr los siete mares.

Hasta hoy ninguna mujer de habla hispana ha logrado la proeza de los siete mares y a nivel mundial sólo siete damas son parte de la inmortalidad, mientras que en varones nueve han conseguido tal hazaña, entre ellos el mexicano Antonio Argüelles.

“Uno más en la lista y uno más que hace falta para cerrar la meta. Estoy contenta porque ya pasó el más difícil y complejo. Aunque no hay cruce fácil, a éste sí le tenía mucho respeto y hasta miedo, ahora ya lo puedo decir”, expresó Toledano a Notimex.

La travesía la realizó el pasado sábado en el Canal del Norte entre Irlanda y Escocia, con un tiempo de 10 horas y 26 minutos, el récord de temporada entre 18 cruces y el séptimo en toda la historia de 61.

“Fue un escalón muy alto para mí, no sólo colocarme a un cruce de los siete mares, es un logro mundial. Mi tiempo me ayudó mucho y estamos haciendo un análisis, creo que estoy entre los nadadores que llevan los siete mares más rápidos y si en Cook lo hago estaré entre ellos”, compartió.

Aceptó tenerle miedo a las aguas malas, porque su veneno le causa alergia, por lo cual el médico que la acompañó en su aventura, le inyectó antihistamínicos y aunque tuvo cuidados para evitarlas, si fue presa de las mismas, sólo que en mínima cantidad.

El cruce lo inició a las 6:04 horas de la mañana del sábado, por eso siempre tuvo luz de día, y cuando había escuchado pláticas del fuerte oleaje, al principio nadó sobre un mar plano y al paso del tiempo aumentó la velocidad del viento a 12 nudos, lo cual levantó el oleaje en las últimas tres o cuatro horas.

Al inicio, en la costa de Irlanda, nadó en agua fría de 13 grados centígrados, lo cual controló con movimientos rápidos, a un ritmo de entre 78 y 80 brazadas por minuto, además del abastecimiento rápido para no quedarse mucho tiempo sin moverse ni tampoco perder tiempo.

“Le tenía terror por todas las historias que había escuchado de amigos. Tenía mucho miedo, pero también sabía que iba muy bien preparada. Estuve 15 días antes entrenando en el lugar y eso me ayudó mucho para la aclimatación”, expresó.

Toledano, quien en mayo de 2007 ingresó al Salón de la Fama de la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA), compartió que para este cruce hizo un gasto de 240 mil pesos, mismo que fue cubierto por patrocinadores, porque ninguna institución gubernamental le da respaldo financiero, y la Federación Mexicana (FMN) está atenta de lo que hace en el nado de las aguas abiertas.

NTX