Arabia Saudita está en Rusia 2018 con objetivo claro de no regalar nada

arabia_saudi_afp

Si bien en el papel luce como la selección más débil de las 32 que participarán en la Copa Mundial Rusia 2018, la representación de Arabia Saudita jugará el certamen con el objetivo claro de no regalar nada.

Los árabes afrontarán el máximo evento futbolero a nivel de selecciones sin ser escalón de nadie y en busca de dar esa sorpresa esperada en la ronda de grupos.

Arabia Saudita, en el lugar 70, es el equipo peor posicionado de los mundialistas en Rusia 2018 dentro del ranking de la FIFA hasta abril, pero si hay algún deporte en el que las estadísticas casi siempre se rompen es en el futbol, de ahí que enfrentar a los asiáticos no sea un cheque al portador.

Desde el comienzo del evento las miradas estarán puestas en los denominados “Hijos del Desierto” una vez que pongan en marcha las hostilidades de la Copa del Mundo 2018 contra el anfitrión, Rusia, el próximo 14 de junio en Moscú.

Si bien los del Medio Oriente lucen como víctimas, son conscientes de que inclusive sacando cualquier empate dentro del Grupo A será un gran resultado y más si se trata de hacerlo contra los anfitriones.

Después, Arabia Saudita enfrentará a Uruguay (20 de junio) y a Egipto (25 de junio), todos partidos difíciles en los que otro objetivo podría ser evitar caer goleados, algo que también sería un avance para los dirigidos por el argentino Juan Antonio Pizzi.

Si bien los saudíes parecen víctimas, en su historia en Copas Mundiales ya han alcanzado los octavos de final y ocurrió en su primera aparición en Estados Unidos 1994, donde fueron capaces de vencer a Marruecos y a Bélgica.

Luego asistieron a Francia 1998 y si bien quedaron eliminados en fase de grupos, le arrebataron un punto a Sudáfrica; cuatro años más tarde en Corea-Japón fueron últimos sin puntos, pero apenas perdieron 1-0 ante Camerún.

Su última participación mundialista sucedió en Alemania 2006, en el que tampoco pasaron del Grupo H, pero una vez más le sacaron un empate a otra representación africana, a Túnez, por lo que Egipto debería tener cierto cuidado en Rusia 2018.

Arabia Saudita retornó a suelo mundialista gracias a que alcanzó la tercera ronda y dentro del Grupo B fue segundo con 19 unidades, solo por detrás de Japón (20) y gracias a su mejor diferencia de goles envió a Australia a disputar doble repesca, primero ante Siria y luego ante Honduras. Los árabes contaron con el goleador de las eliminatorias asiáticas Mohammed Al-Sahlawi.